Ganesh

En el Hinduismo Ganesha (conductor de las huestes celestiales), es una de las representaciones  de dios más conocida. Es el primogénito del dios Shiva y de la diosa Parvati y  esposo de Bharati, Riddhi y Siddhi. También es llamado Vinayaka (señor de todos  los seres), Vinayagar y Vinayakudu, en otras lenguas de la India actual. En  sanscrito la silaba "Ga" simboliza Buddhi (intelecto) y la silaba  "Na" simboliza Vijnana (sabiduría), por ende Ganesha es considerado  el maestro de la inteligencia y sabiduría. Típicamente su nombre lleva el  prefijo Shri que es un título Hindú de respeto. Shri Ganesha es usualmente  representado como alguien de piel color roja, con una gran barriga, cuatro  brazos, una cabeza de elefante con un solo colmillo y montando un ratón. El  culto a Ganesha está ampliamente difundido fuera de la India en toda Asia y en  años recientes ha llegado a países occidentales. A sus devotos se les denomina  Ganapatyas.

Como es el caso de cualquier otra representación de dios en el Hinduismo la  figura de Ganesha es un arquetipo cargado de múltiples significados y  simbolismos que expresan un estado de perfección, así como los medios para  obtenerla. Ganesha de hecho es el símbolo de aquel que ha descubierto a la  divinidad dentro de sí mismo. El representa el perfecto equilibrio entre las  energías masculina y femenina (Shiva-Shakti), entre fuerza y bondad y entre  fuerza y belleza. También representa la capacidad discriminativa que otorga la  capacidad de percibir las distinciones entre la realidad y la ilusión, entre lo  real y lo irreal.

Una descripción de todas las características y atributos de Ganesha se puede  encontrar en el "Ganapati Upanishad" (antiguas escrituras dedicadas a  Ganesha observadas por los Hinduístas) del rishi (grán vidente) Atharva, en  donde Ganesha es identificado con Brahman y Atman (el supremo espíritu que es  eterno, sin género, omnipotente, omnisciente, sin cambio, infinito, inmanente y  la realidad trascendental que es la base divina de todo lo que existe en el  universo). También es descrito como la fuente, causa y suma de todo lo que está  delimitado por el espacio y el tiempo en el cosmos, asi como el ser de infinita  consciencia y gozo. Las figuras de Ganesha son representadas usualmente con  cuatro brazos para simbolizar su divinidad, aunque existen figuras con 6, 8, 12  y 16 brazos cada una cargando un objeto o símbolo diferente, existiendo un  número de hasta 57 objetos o símbolos en las distintas representaciones que  existen de Ganesha.

El dios de la buena fortuna

En términos más generales ya que Ganesha elimina todos los obstáculos de  nuestro camino material y espiritual, es considerado por todos los hinduistas  como el dios de la buena suerte quién otorga prosperidad y fortuna en todos los  ámbitos de nuestra vida. Es por eso que se le invoca antes de iniciar una  actividad importante, ya sea mundana o espiritual, para que todo obstáculo sea  eliminado y la buena fortuna se alcance fácilmente en todo lo que se realice,  claro está que esto solo sucede si lo que se desea alcanzar es bueno y puro, ya  que de otra forma será Ganesha mismo quien a través de todas las huestes  celestiales que existen y que están a su cargo ponga todo tipo de obstáculos e impedimentos  para que no se realice o alcance nada que sea para fines egoístas, dañino para  nosotros mismos o para los demás. De esta misma forma Ganesha nos protege de  todo ambiente de negatividad, violencia, envidia u odio si se le invoca con  este fin.

Invocación a Ganesha

Para invocar a Ganesha hay que seguir las reglas básicas de un ritual mágico o  religioso a cualquier divinidad. A pesar de que en algunas ocasiones no será  posible, es conveniente antes de la invocación realizar alguna o todas de las  siguientes recomendaciones para lograr una mejor comunicación con dios. Tomar un  baño, lavarse la boca y usar ropas limpias. Tener una imagen de Ganesha en un  altar para ayudar a la concentración, realizar ofrendas de agua, flores,  incienso, velas, frutas, dulces, comida y/o cualquier cosa que consideremos  especial o de valor para nosotros. Desde el punto de vista mágico es más  propicio invocarlo por las mañanas antes del medio día y aun mejor si es  invocado durante el periodo de la luna creciente, desde la luna nueva hasta la  luna llena. Pero desde el punto de vista religioso Ganesha está siempre  disponible en todo momento para escucharnos, hayamos o no observado estas  recomendaciones, seamos o no Hinduistas, siempre y cuando exista un deseo real  y puro de comunicarse con el amo y señor de éste y todos los demás universos  paralelos ó dimensiones.

Mantra de Ganesha

Los mantras son palabras o frases normalmente escritas en sanscrito (el antiguo  idioma de la India) que fueron escritas por los grandes sabios y videntes de la  antigüedad. Al pronunciarlos uno entabla comunicación directa con la entidad  invocada. Por decirlo de alguna manera los mantras son conjuros mágico-religiosos  y al pronunciarlos atraemos las vibraciones de todo el universo para lograr el propósito  deseado. La manera de pronunciar un mantra es hacerlo 11, 21, 51 ó 108 veces, y  si se desea puede hacerse más veces, pero siempre en múltiplos de 108 veces.  Entre más se pronuncie un mantra mas energía atraemos a nuestro ambiente, a  nuestro cuerpo,  nuestra mente y espíritu, lo cual gradualmente hará que  vivamos en sintonía con la deidad invocada y en el caso de un mantra de Ganesha  que cualquier obstáculo en nuestro camino material o espiritual sea eliminado.  Swami Ganesh Maharaj recomienda empezar un día lunes o jueves. Después de  pronunciar este mantra diariamente, inclusive durante actividades cotidianas,  después de unas semanas se empezará a ver los resultados al darse cuenta que lo  que se pensabas era un problema u obstáculo de alguna manera mágica se ha  solucionado. Un par de los mantras más conocidos para invocar a Ganesha y  obtener sus bendiciones supremas son los siguientes:

"Om Gam Ganapateye Namaha"          
"Om Gang Ganapataye Namaha Om" (versión tántrica)